María Hernández Jiménez

Mi tía Dominga está en su casa con su nieta Marcela, 1995